domingo, 29 de mayo de 2011

Paolo

- A ver si nos bañamos algun dia- dijo Paolo
-A mi no me apetece- explico Nenya
-Pero si hace tres años veníamos siempre a bañarnos al rio- replico Paolo
-Ya pero eso era antes- replico Nenya
-¿Antes de que?- pregunto Paolo
-Antes de lo que tu ya sabes- respondio Nenya
-Bueno, haced lo que queráis esta noche yo me voy a bañar.
-Alla tu, ya sabes de que nos han advertido- dijo Nenya
-Cobardica- expreso Paolo.
Aquella noche Paolo llego al rio en bicicleta y con una linterna, hacia algo de frio para bañarse en esa noche veraniega, pero el venia muy animado a ello.
Se metio en las oscuras aguas y hundio la cabeza, cogio agua con la boca y la escupio como una fuente.
En ese momento oyo unos ruidos, eran como gemidos, pero los ignoro y siguió bañándose. De repente escucho un gemido mucho mas cerca, era como si alguien llorara.
Salio del agua y se vistió, empezaba a asustarse cuando vio una sombra, creyo al principio que se trataba de alguien, pero era algo.
A la luz de la Luna vio un ser que era mitad perro mitad mono pero era una bestia aberrante; Paolo cogio la bicicleta y salio como alma que lleva el diablo.
Al dia siguiente se junto con sus amigos otra vez para pasear por el pueblo.
-¿Por qué no vamos a bañarnos al rio?- propuso Vizquez.
-A mi no me apetece- respondio Paolo
-Pero si hace tres años íbamos siempre.
-Eso era antes…- respondio Paolo apartando la mirada.

No hay comentarios:

DOS DE ESPADAS

Desde que nació estaba preparado para este momento, cumplir los 14 años significaba en su pueblo someterse al desafío que todos los varone...