Boabdil de Granada

Comenzaba a anochecer, desde la Alhambra se veían los montes de Granada.

Entonces Boabdil se quedo solo, mudo, mirando al cielo y las estrellas.

Una luz cegadora surco la noche, y se acerco a donde el estaba; de allí salio un aparato cilíndrico de metal.

-¡¡Pensé que no volveríais!!- chillo Boabdil.

Y entonces oyó una voz en su mete:

“Ya sabes cual es el precio que tienes que pagar, quince mil monedas de oro y ocho mujeres para hacer experimentos”

-Lo de las mujeres puedo entregároslo la semana que viene, pero las quince mil monedas me son muy difíciles, casi imposible.

Del aparato salio un halo de luz y de allí surgió un ser grisáceo, de la altura de un niño y con grandes ojos ovalados.

“No tenemos mas tiempo, las necesitamos para mañana”

-Para mañana me es imposible- replico Boabdil

“Entonces no hay trato, Granada será conquistada, no os ayudaremos, y pasaras a la historia como el musulmán mas cobarde del mundo”

Boabdil se quedo pensativo mientras el carro volador se alejaba, había sellado su destino en los libros de Historia.

Comentarios

Jorge ha dicho que…
nunca había leído ciencia ficción histórica xD

Entradas populares de este blog

MUNDO DE PLAYA

2084

LA VIDA REAL