La Criatura

-¡Mama, mama! No encuentro a las ovejas-

La madre miro a su Joaquín, el pequeño pastor mejicano de unos 12 años.

-Bueno, ya es tarde; puedes entrar en casa.

El joven entro contento comió una escasa pero dulce cena y después se fue a acostar.

Sin embargo esa noche no fue igual que las demás; las ovejas balaron intensamente; Joaquín no pudo pegar ojo y cuando miro a la ventana vio algo extraño.

Algo parecía estar asustando a las ovejas, algo bípedo y oscuro, algo con unos colmillos llenos de sangre.

Aquella noche no pudo dormir pero se la paso con la cabeza debajo de las sabanas y abrazado a la almohada.

Al día siguiente su madre junto con unos cazadores observaron la escena:

Veinte ovejas muertas con unos incisivos clavados en la nuca.

-Perros…-dijo un cazador- malditos perros.

Ese mismo día una partida de cazadores trajo los cadáveres de 3 grandes y negros perros; pero aun así Joaquín no pudo conciliar el sueño la siguiente noche recordando la imagen de la criatura bípeda.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MUNDO DE PLAYA

2084

LA VIDA REAL