EL HADA

EL HADA

De Ignacio Pantoja

Se coló por la ventana que daba al bosque, entonces lo vio, no entendía cómo los humanos podían vivir en aquellos lugares metidos entre penumbra, utilizando unas luces mediocres y enfermizas de color naranja que salían de unas frutas duras y calientes; después vio al humano, era horrible, era desproporcionadamente grande; además, era feo, grotesco e inmundo; le vio cómo iba vestido y se sintió mal, llevaba una ropa horriblemente fea, de colores y que no servía para nada, solo le quedaba mal; después le vio encender un aparato cuadrado por el que se oían unas voces roncas y desmejoradas, en el que salian mas humano igualmente grotescos, mas tarde le vio comer un trozo de carne con unos elementos metálicos repulsivos, se la metía en la boca; la mordía con sus horribles y sucios dientes; después se levantó para ir al baño. Le vio algo parecido a un gusano que excretó una espuma horrible sobre otro utensilio con pelos se lo metió en la boca, entonces el humano empezó a escupir; cosa que a ella le provocó una arcada hasta que vomitó. Entonces habiendo visto mucho, volvió junto a las demás hadas a redactar su informe sobre el repugnante ser que planeaban cenar esa misma noche con sus afilados dientes.

Comentarios

Fiodor M. Dostoievski ha dicho que…
Jajajaja, el final es bestial. ¿El XD está incluido en el relato?.
Saludos tío.

Entradas populares de este blog

MUNDO DE PLAYA

2084

LA VIDA REAL