miércoles, 25 de junio de 2008

Los prejucios y el Destino

Don Jaime Quesada era un hombre conservador de toda la vida, su familia era rica desde siempre y en su pueblo tenian grandes viñedos y ganados que cuidaban unos guardeses, ademas de la finca, tenia un hotel en la playa de Malaga, una cadena de restaurantes y acciones de varias empresas, era un hombre catolico y con 7 hijos, el ultimo se estaba sacando la carrera de derecho y administración de empresas y estaba estudiando en Oklahoma, y pensaba que algun dia le dejaria algunas empresas suyas.

Un dia acompañado de su guardaespaldas paso por un concesionario a comprarse un nuevo mercedes que el que tenia ya tenia mas de un año.

-Lo quiero azul metalico, no azul palido- decia exigente al director del concesionario- y con asientos tapizados de verde con una flor blanca, tenga cuidado con esto que el anterior concesionario al que fui lo hicieron al reves y les puse una querella y tuvieron que irse a la puta calle, y apunte bien, quiero que haya un escudo de mi familia en vez la estrella de Mercedes, como que eso no se puede¿? Pues me he gastado 100 kilos en esto asi que ya hara un poder, me escucha lo que le digo, lo quiero para dentro de un mes, ni un dia mas ni uno menos si no quiere tener problemas, aquí tiene mi tarjeta oro

Y le mostro una tarjeta dorada.

-Perdone señor, no puedo aceptársela.

Don Jaime le miro como si alguien acabase de cometer una insubordinación inaceptable

-Que me esta contando!!

-Le digo que no puedo aceptársela, el otro dia alguien vino con una de la misma persona y no cobramos.

Don Jaime le miro como queriendo cogerle del cuello.

-Me esta retando amigo, esta llamándome estafador a mi, usted sabe con quien esta hablando!!

-Lo siento señor, es política del concesionario no aceptar una tarjeta con la que se nos ha engañado.

-Le voy a mandar a la puta calle- dijo don Jaime rojo y enojadísimo- dentro de una hora tendra noticia de mis abogados

Y salio de la habitación pegando un portazo.

Cuando salio el guardaespaldas y el chofer le esperaban.

-Coman dentro de dos horas, ahora vamos de inmediato a ver a Rufino Rodríguez.

El chofer y el guardaespaldas obedecieron sin rechistar y le llevaron al enorme buffet donde Rufino era el presidente.

-Que tal don Rufino- le saludo don Jaime con una tierna sonrisa.

-Muy bien, que quiere que haga

-Quiero que mandes a la puta calle a unos cabronazos de un concesionario o a la carcel mejor.

-De acuerdo explíqueme que ha pasado

-Resulta que dicen que han robado con una tarjeta a mi nombre y eso es inaceptable

-Dejeme que haga unas llamadas.

Después de hacer las debidas llamadas telefónicas le dijo

-No puedo hacerlo, es cierto que alguien compro un coche con una de sus tarjetas que resulto que ya no contenia dinero.

Don Jaime se quedo callado al instante.

-Es mas dicen que se ha detenido a una persona que conducia un gran coche a su nombre.

Don Jaime bufo- Quiero verlo de inmediato, le cogere del cuello y le arrancare la nuez.

Y salio inmediatamanete para comisaria. Era increíble lo que los jóvenes de aquella epoca hacian, habia que meterlos en la carcel, no como dicen los políticos de hoy dia de oportunidades y pamplinas.Que pena que no todos fuesen como su hijo un gran universitario en Oklahoma, con un futuro lleno de riqueza y provenir, un hombre hecho y derecho.

Cuando llego a comisaria vio a su mujer y se acerco.

-Asi que tu tambien has venido, cuando coja a ese pajaro lo voy a descuartizar-su mujer bajo la mirada y entonces lo vio un joven vestido de hippi muy sucio y con el pelo largo y con rastas y varios pirncing.

-Maldito cabron fue a agarrarlo por el cuello.

-Quieto Jaime- dijo una voz femenina- es tu hijo

Y entonces don Jaime comprendio la verdad, su hijo nunca habia estado en Oklahoma ni haciendo una carrera, ni habia acabado el colegio, el temor de su mujer y de sus hijos y del resto del mundo a decirle la verdad le habia dado una bofetada en su coinciencia y avergonzado pago los destrozos comprendiendo que le habia faltado lo mas importante en la vida que era preocuparse por alguien.

No hay comentarios:

DOS DE ESPADAS

Desde que nació estaba preparado para este momento, cumplir los 14 años significaba en su pueblo someterse al desafío que todos los varone...